Quiero Matar a Mi Jefe 2

Quiero Matar a Mi Jefe 2
(Horrible Bosses 2)

Director: Sean Anders
Elenco: Jason Bateman, Jason Sudeikis, Charlie Day, Jennifer Aniston, Jamie Foxx, Chris Pine, Christoph Waltz, Kevin Spacey
Género: Comedia
Duración: 108 min.
Clasificación: B
Año: 2014 
País: E.U.A.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures México
Estreno: 27 de noviembre

Sinopsis: 
La secuela de la exitosa comedia de 2011, 'Quiero Matar A Mi Jefe' reúne nuevamente a Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis como el equipo favorito de empleados maltratados: Nick, Dale y Kurt. Hartos de reportales a sus superiores, Nick (Bateman), Dale (Day) y Kurt (Sudeikis) deciden convertirse en sus propios jefes al iniciar su propio negocio en 'Horrible Bosses 2'. Pero un hábil inversionista cambiará sus planes y les moverá el tapete. Derrotados, desesperados y sin recursos legales, los tres futuros empresarios traman un plan para secuestrar al hijo adulto del inversionista y pedir un rescate para recuperar el control de la compañía.

Nuestra opinión: 
Después del éxito de “Quiero Matar a Mi Jefe”, Nick, Dale y Kurt regresan en esta secuela, con nuevas estrategias para intentar cumplir su sueño de ser sus propios jefes. La buena química que hay entre los actores la trasladan a la pantalla grande interpretando gratamente cada uno de sus personajes. Podrán ver nuevamente a una Jennifer Aniston sensual y atrevida, lo cual sus fans agradecerán. Mención a parte, es el deleite actoral que causa Christoph Waltz, a pesar de que su participación es corta, se agradece poder verlo. Es una buena recomendación para pasar un rato agradable este fin de semana

        Cartel                       


       Galería de fotos       

Foto: © 2013 Warner Bros. Entertainment Inc.

Foto: © 2013 Warner Bros. Entertainment Inc.
Foto: © 2013 Warner Bros. Entertainment Inc.
Foto: © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc.
Foto: © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc.
Foto: © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc.
Foto: © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc.

        Tráiler                      


        Breves                     

LOS CHICOS VOLVIERON POR MÁS

“Tal vez no se trate de dinero. Tal vez es por no tener que trabajar para nadie más nunca. Yo digo que apostemos por nosotros”.

En 2011, el público del mundo recibió a Nick, Dale y Kurt, los desafortunados héroes de “Quiero Matar a Mi Jefe”, que sufrieron bajo el yugo de unos supervisores tan monstruosos y e incontrolables que no encontraron más remedio que asesinarlos. Por suerte, fallaron espectacularmente, tropezando a cada momento en un ascendente ciclo de pánico y decisiones demencialmente malas que impulsaron a la película al éxito de taquilla mundial — y mostraron que no todos están hechos para el homicidio, aunque sea justificado. Además de que estos tres tendrían que reconsiderar sus carreras. En “Quiero Matar a Mi Jefe 2”, Nick, Dale y Kurt hacen justo eso, se reúnen para crear con un original invento e intentan de nuevo vivir el sueño americano.  

“Desarrollan un producto que creen poder fabricar, poner en el mercado y vender”, dice Jason Bateman. “Le invierten todo lo que tienen y deciden apostar en ellos mismos, lo que no es una buena idea tratándose de ellos. Las cosas no tardan mucho en salir mal”.

Su nueva empresa los lleva a territorios desconocidos contra nuevos enemigos formidables, pero con la misma química inquebrantable, energía loca y entusiasmo absoluto que Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis brindaron la primera vez en sus papeles principales. 
           
“A veces son los pequeños detalles los que hacen reír más”, dice Day, “como cuando están entrando a la fuerza en una casa o saliendo de una casa, o solo sentados en el auto intentando idear cosas que no son capaces de hacer. Creo que ese es su encanto”.

“Todavía nos sorprendemos mutuamente”, admite Sudeikis. “Charlie, Jason y yo nos volvimos como un tipo de unidad autónoma muy bien equilibrada. He tenido mucha suerte de haber trabajado con grandiosos elencos y este es uno de los mejores”.

El director y co-escritor Sean Anders, que trabajó con Sudeikis en la genial comedia del año pasado, “We’re the Millers”, coincide. “Estaban desatados”, dice. “Pasamos mucho tiempo trabajando en el guión en los meses previos a la grabación y luego, en un día de rodaje, hablábamos de la escena y se nos ocurrían diferentes ideas. Filmamos una toma o dos de lo que estaba más o menos en el guión y luego dejamos que los chicos se volvieran locos, de ahí provienen algunos de los momentos más graciosos. A veces mi trabajo era observar el desenfreno y pulir lo mejor, porque había mucho material”.

Con un elenco tan cómico y talentoso, reinaron la colaboración y la improvisación, no sólo con Bateman, Day y Sudeikis. Entre las otras estrellas que regresan, Jennifer Aniston lleva su papel como la dentista adicta al sexo, Julia Harris, a otro nivel y Jamie Foxx adquiere un rol más extenso como el asesor criminal freelance y el peor negociante del mundo, Dean “MF” Jones; mientras que Chris Pine, como Rex Hanson, abarca la gama de cautivador a juguetón a totalmente trastornado. Incluso Christoph Waltz, cuyo personaje malvado, Bert Hanson, está escrito como intimidante y frío, se ajustó al ritmo. 

Anders fue específico con respecto a lo que quería de la secuela, diciendo, “Nuestra idea principal era que debía tener su propia historia, no solo tres jefes nuevos y tres formas distintas de matarlos. Lo que queríamos era poner a estos chicos, que son tan graciosos y adorables, en un nuevo lío que los llevara a lugares desesperados que no pudieran imaginarse y a las soluciones desesperadas que pudieran idear”.

“Como a la mayoría de la gente, lo que me encantó de la primera película no fue sólo el concepto, sino la fenomenal interacción cómica”, dice el productor Chris Bender. “Hizo que quisiera ver qué iban a hacer después. Son personajes tan estupendos que queríamos colocarlos en otra situación imposible para soltarlos y ver qué ocurría”. 

Esta vez se trata de sus nacientes sueños empresariales que son aplastados cuando un inversionista sin escrúpulos les roba su invento y cada centavo que tienen o, considerando el inmenso préstamo que todavía deben, cada centavo que tendrán. 

Por supuesto que no todo aquel que ha sido destrozado en un negocio secuestraría al hijo adulto del estafador para recuperar sus ganancias, pero pensar distinto es lo que hace a Nick, Dale y Kurt tan divertidos. En retrospectiva, sus previos intentos de asesinato no salieron bien, pero quizá eso no era lo suyo, como lo sugiere Dale y concuerda Kurt. El secuestro… eso es algo para lo que podrían tener talento. Además hay un extra: nadie resulta herido. 

Pero las cosas se complican cuando su víctima los aventaja. Extendiendo ese potencial, el productor John Morris, que co-escribió el guion de “Quiero Matar a Mi Jefe 2” con Anders, dice, “Nos encantó la idea de que elaboraran y luego suspendieran un plan de secuestro, sólo para que la víctima los obligara a seguir adelante. Además, eso ponía a los tres, que claramente no tenían ninguna destreza cometiendo crímenes, en la posición de averiguar qué hacer basándose en todas las películas que habían visto”. Al mismo tiempo, “También nos burlamos de eso, de la forma en que miramos todas esas películas y comentamos los errores que cometen los delincuentes, como si nosotros pudiéramos hacerlo mejor que ellos”.

El productor John Rickard, junto con los productores de “Quiero Matar a Mi Jefe 2”, Brett Ratner y Jay Stern, es un orgulloso egresado de “Quiero Matar a Mi Jefe”. Al igual que sus colegas, Rickard buscaba algo fresco que capturara el humor negro, el placer culposo y el caos desenfrenado de la primera entrega y reconoce a Anders y Morris como “los que en verdad explotaron la nueva historia y encontraron formas de meter a los tres en más problemas. Hicieron un gran trabajo. Todos nos esforzamos por darle a esta película su propia identidad mientras nos asegurábamos de que una vez más se enfrentaran a más de lo que podían manejar”.

“Retoma todo lo que al público le encantó de la primera película y lo lleva mucho más lejos, con los personajes, el concepto y la comedia, lo que es absolutamente demente”, dice Brett Ratner. "Ser productor de esta película me dio mucha alegría al poder ver cómo estos actores, a quienes conozco por separado, desarrollaron a sus personajes como grupo. Tienen una química innegable. Y ser testigo de ello es muy divertido".

Quizá lo más impactante de ver a Nick, Dale y Kurt juntos de nuevo, además de su perdurable optimismo y constante apoyo mutuo, es que no han aprendido nada de sus experiencias ni evaluado sus habilidades para la resolución de problemas.

Anders señala bromeando, “Lo difícil de muchas secuelas es que la historia lleva a los personajes a través de una especie de transformación en la que empiezan como cierto tipo de persona y se hacen mejores y más sensatos al final. Pero ‘Horrible Bosses’ no fue hecha para ser súper alentadora; no se trata de eso. Así que tuvimos libertad para arrojarnos y mantener todo gracioso y alocado, sin enredarnos en que estos personajes aprendieran grandes lecciones de vida. De hecho, creo que puedo decir que para el final de la segunda película, todavía no han aprendido nada”.

Fuente: Warner Bros. Pictures México

        Calificación             


Comentarios

Entradas populares de este blog

Minari

TECNOLOGIA

ENTRETENIMIENTO