LOS NINOS DEL CURA

Un drama mezclado con humor, que va de la risa a las lágrimas y de la esperanza a la desesperación es lo que ofrece el director croata Vinko Bresan con su reciente filme Los niños del cura (Svećenikova djeca, 2013), título que llega a nuestro país a propósito de la edición 34 del Foro Internacional de la Cineteca Nacional.

La pieza de Bresan describe la historia del joven padre católico Fabijan, caracterizado por Kresimir Mikic, quien llega a una pequeña y aislada población para sustituir al párroco quien está por dejar su puesto. Inesperadamente descubre que en ese lugar los entierros ocurren de manera más recurrente que los nacimientos y que la población disminuye rápidamente.

Presionado por mantener la popularidad del antiguo cura y el volumen de su congregación, el padre, en complicidad con el farmacéutico y el dueño del kiosko que vende preservativos, idea un plan para solucionar el problema. Motivados por el cura y convencidos de que al no hacerlo el dios supremo los castigará, el vendedor de condones acepta perforarlos antes de venderlos y el farmacéutico sustituye las pastillas anticonceptivas con vitaminas, con lo que en poco tiempo el índice de embarazos se dispara.

El cura Fabijan no repara en los problemas que su actos desatan: primero la llegada de cientos de turistas al poblado al creer que es un lugar donde las mujeres se hacen fértiles casi milagrosamente. Después, la llegada de periodistas y autoridades para investigar lo que en realidad está sucediendo.

El director croata lleva a la pantalla un tema polémico en todo el mundo, como es la controvertida posición de la Iglesia ante el uso de los anticonceptivos y el tema del aborto. De manera tangencial se tratan temas como la pedofilia y el enriquecimiento de prelados.

El filme ha sido bien recibido por el público croata porque retrata una realidad social llena de contradicciones al interior de la iglesia católica. Como el mismo director lo reconoció durante la presentación de su filme en el European Filme Award: “El hecho de que Croacia sea un país predominantemente católico y el hecho de que la Iglesia sea una institución de gobierno dominante, me dejó, como director, sin otra opción que la de hacer una película sobre ella”.

El también director de Witnesses (2003), filme que obtuvo la Mención Especial del Jurado Ecuménico de la Berlinale 2004, ha reconocido que la iniciativa del Papa Benedicto XVI sobre permitir el uso de condones lo liberó de toda culpa y además hizo que su película inicialmente de interés local, se convirtiera en un filme de problemática global. Esa debe ser una razón por la que Los niños del cura se haya colocado como el segundo título más taquillero en la historia cinematográfica de Croacia.

Ficha técnica
Los niños del cura
Svećenikova djeca
P: Croacia-Serbia, 2013, 93 min.

Dirección: Vinko Brešan. 
Guión y Múisca: Mate Matišić. 
Fotografía en Color: Mirko Pivčević. 
E: Sandra Botica Brešan. 
Con: Krešimir Mikić (Don Fabijan), Nikša Butijer (Petar), Marija Škaričić (Marija), Drazen Kuhn (Marin), Jadranka Dokic (Ana). 
CP: Interfilm Produkcija d.o.o. 
Prod: Ivan Maloča. 
Dist: Cinenauta.

Premios
2013 Premio Arena de Oro al mejor actor de soporte (Nikša Butijer). Festival de Cine de Pula. Croacia. │Premio Una mirada a los Balcanes. Festival de Cine de Tesalónica. Grecia.

Comentario:
El hecho de que Croacia es un país predominantemente católico y que la iglesia católica es una institución de gobierno dominante en Croacia, me dejó, como director, sin otra opción que la de hacer una película sobre ella. La iniciativa del Papa Benedicto XVI que permite parcialmente el uso de condones me ha puesto, completamente libre de culpa, en una posición en la cual la historia local que quería contar se convirtió de repente en global. El balcánico-mediterráneo tiene en sí mismo una locura emocional y visual que por un lado es convincente y real y por el otro surrealista; mientras que la iglesia católica carga con sus conflictos de veracidad y manipulación al lado del celibato, la sexualidad, el amor por el prójimo, la pedofilia, la religión y la hipocresía.

Vinko Brešan

Vinko Brešan
Zagreb, Croacia, 1964.

Hijo de la escritora Jela Godlar y del famoso guionista Ivo Brešan, estudió filosofía y literatura en la Universidad de Zagreb, y posteriormente cine y televisión en la Academia de Arte Dramático. Siendo estudiante obtuvo el premio del festival de Oberhausen por su cortometraje Naša burza (Our Stock Exchange) en 1988. El éxito se magnificó con la presentación de su opera prima, Kako je počeo rat na mom otoku, filme que de manera sarcástica pone el dedo en la llaga de la guerra yugoslava, convirtiéndose al momento de su estreno en 1996, en el más grande éxito comercial de la historia del cine croata. Con su segundo largometraje, la comedia negra Marsal, alcanzó un triunfo similar. Sin embargo, con su tercera película cambia de registro para crear el drama bélico Svjedoci, donde expone la oscuridad moral de la guerra a partir del punto de vista de varios implicados en el asesinato a sangre fría de un presunto traficante serbio. Con Los niños del cura retorna al género de la comedia negra.

Filmografía selecta:
Ti. Título internacional

1988 Naša burza (Our Stock Exchange), cortometraje
1996 Kako je počeo rat na mom otoku (T.i. How the War Started on My Island)
1999 Marsal (Ti. Marshal Tito's Spirit)
2003 Svjedoci (Ti. Witnesses)
2008 Nije kraj (Ti. Will Not End Here / Will Not Stop There)
2011 Svećenikova djeca (Los niños del cura)

        Cartel                       


       Galería de fotos       



Comentarios

Entradas populares de este blog

Minari

TECNOLOGIA

ENTRETENIMIENTO