Jazmín Azul

Jazmín Azul
(Blue Jasmine)

Director: Woody Allen
Elenco: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Peter Sarsgaard, Richard Conti, Joy Carlin
Género: Comedia
Duración: 98 min.
Clasificación: B
Año: 2013 
País: E.U.A.
Distribuidora: Zima Entertainment
Estreno: 25 de diciembre

Sinopsis: 
Jasmine (Cate Blanchett) alcanzó la mayor felicidad cuando se casó con el millonario y seductor Hal Francis (Alec Baldwin). Sin embargo, luego de ser denunciado como un estafador y enviado a la cárcel, Jasmine perderá toda su fortuna y propiedades. En un intento por recuperarse, hará un viaje a San Francisco para quedarse con su hermana Ginger (Sally Hawkins) pretendiendo también arreglar su complicada relación con ella. Readaptarse será cada vez más difícil para Jasmine al entrar en conflicto con la vida personal de su hermana y sus intentos desesperados por volver a encontrar el amor.

        Cartel                       


       Galería de fotos       










        Tráiler                      


        Breves                     

A lo largo de su carrera, Woody Allen ha creado muchos personajes femeninos indelebles, interpretados por las mejores actrices del mundo, incluyendo Diane Keaton, Geraldine Page, Mariel Hemingway, Charlotte Rampling, Mia Farrow, Barbara Hershey, Gena Rowlands, Dianne Wiest, Mira Sorvino, Judy Davis, Samantha Morton, Scarlett Johansson y Penélope Cruz, por mencionar a algunas. Apareciendo ya sea en comedias ligeras, dramas oscuros o cualquier cosa en medio, estos complejos personajes femeninos resuenan en sus memorias como los puntos de enfoque de sus películas. Ciertamente adoptando su lugar en esta galería de mujeres multifacéticas, complejas y observadas ricamente es Jazmín, la preocupada heroína del nuevo drama de Allen, JAZMÍN AZUL, interpretada por otra de las más extraordinarias actrices, Cate Blanchett.

Conocemos por primera vez a la socialité de Nueva York poco después de que ha sufrido un colapso, provocado por el cataclísmico fin de su matrimonio con el rico financiador Hal (Alec Baldwin). Hasta ese punto, toda la identidad de Jazmín estaba envuelta en una elegante, bien vestida y culturalmente sofisticada mujer viviendo la alta vida de Manhattan, pero ahora, que esa vida se ha acabado, su estado mental y emocional está rápidamente descarriándose de su curso. “Sabemos desde el minuto en que empieza la película que Jazmín está perdida,” dice Allen. “Ella ya es alguien que se ha visto hablando consigo misma y que ha tenido verdaderos problemas.” Tocando fondo tanto financieramente como psicológicamente, y sin ningún lugar a dónde ir, Jazmín acude a su hermana Ginger (Sally Hawkins), una cajera de una tienda de autoservicio en San Francisco. “Jazmín ha pasado por lo peor,” dice Allen. “En un arranque de furia hizo algo que causó graves consecuencias que ella nunca anticipó, y se trajo a sí misma una serie extremadamente fuerte de traumas.” Blanchett dice: “Jazmín está en caída libre y debe dejar atrás todo lo que conoce y que ha esperado. Está entrando en el campo de lo desconocido, mudándose de un extremo del país a otro, de un estatus social a otro, de un tipo de clase a otro.”

Como siempre es el caso, Allen reunió un reparto estelar para JAZMÍN AZUL, liderado por Cate Blanchett, quien fue su primera opción para interpretar a Jazmín. “Cate es una de las más grandes actrices del mundo,” dice Allen. “Ella tiene un encanto. No hay manera de cuantificarla. Puedes tener otras actrices que son muy buenas y estarán interpretando frustración y desesperación y llorarán en la manera en que Cate lo hace, pero por alguna razón, ella proyecta en la pantalla una gran profundidad que te atrae completamente adentro. Sencillamente sientes qué tan profundo está llegando y ese es su don.”

Blanchett estuvo muy entusiasta sobre trabajar con Allen y el guión, pero también halló en Jazmín un papel muy retador. Mucho del reto para ella se vio en la manera en que el guión corta de adelante y hacia atrás entre el presente en San Francisco y el pasado de Nueva York. Las secciones de Nueva York no sólo brindan el trasfondo del presente, sino que reflejan y son paralelas a lo que está pasando. Por ejemplo, cuando Jazmín llega a la arrumbada casa de su hermana, la escena se traslada a ella en un enorme y vacío apartamento en la Quinta Avenida. “Porque Jazmín es un narrador no confiable, los flashbacks están allí para descubrir lo que realmente está pasando bajo la superficie,” dice Blanchett. “En cierta manera, desearía que hubiéramos filmado las escenas de Nueva York primero antes de ir a San Francisco porque era haciendo eso que entendí a su personaje.” Blanchett continúa: “Todos los días me decía, ‘¡No lo eches a perder!’ ‘¿Podrías no echarlo a perder hoy?’” En el set, ella descubrió que Allen estaba dispuesto a darle una inusual cantidad de libertad. Creo que él no quiere interponerse a un actor,” dice ella, “y eso es algo a lo que tuve que desprogramarme porque me encantan las sugerencias que hacen los directores. Así que le seguí preguntando cosas y él las contestaba. Muchas de mis preguntas eran sobre el tono, porque cuando trabajas con el director que hizo BANANAS e INTERIORES, puedes leer este guión y pensar que es increíblemente trágico y doloroso y no otra manera de que lo puedas leer donde sea sólo absurdo. Creo que es un maestro de eso: la gente que está completamente adentrada en la seriedad de sus propias vidas - lo cual es completamente absurdo.”

A diferencia de muchas de las recientes películas de Allen, que están situadas en el trasfondo de algunas de las más icónicas imágenes de sus respectivas ciudades, JAZMÍN AZUL no muestra los aspectos más pintorescos de San Francisco (un breve vistazo al Puente Golden Gate desde una colina la notable excepción). La mayor parte de las escenas en San Francisco ocurren en el mundo de la vida diaria en donde vive Ginger. Las secuencias de Nueva York, por el otro lado, te llevan a la Quinta Avenida y a tiendas como Fendi y Jimmy Choo, ofreciendo la clase de lujos que definen a Jazmín durante sus años en Nueva York.

Puesto que está rodeada de privilegios, uno podría fácilmente tomar la posición de no importarle Jazmín. Allen dice: “¿Así que perdió su crédito en Prada, perdió su tarjeta dorada, y su apartamento dúplex en la Quinta Avenida? Qué lástima, hay mucha gente en Estados Unidos que no puede comer. Pero lo que la hace una persona que te importa es que su historia no es sólo de carencia económica, es una falla trágica en su personaje que la hizo la razón de su propia decadencia.” Allen continúa: “Ella es alguien que eligió no buscar tan profundo a la fuente de su placer, su ingreso, su seguridad, y por eso pagó un terrible precio. Hacerse de la vista gorda es una falla humana que todos tenemos; la gente la hace de menor manera con sus hijos, y con sus esposas y esposos.” Blanchett dice: “Todos en cierto grado vemos lo que queremos ver en la gente que nos rodea y ciertamente en nosotros mismos. Es muy difícil para un ser humano el verse a sí mismo genuinamente en un espejo, para verse con verrugas y todo - y es muy difícil cambiar. Al final, Jazmín es un producto de todo el engaño y evasión que tenemos todos, pero al paso del tiempo se ha engañado en una proporción épica.” Irónicamente, es precisamente a través de estas fantasías que su personalidad genuina permea - es donde sus sueños y aspiraciones se cristalizan y aparecen en alto contraste con sus circunstancias reales. Dice Blanchett: “Nuestras fantasías siempre son más de lo que nosotros somos.”

Fuente: Zima Entertainment

        Calificación             


Comentarios

Entradas populares de este blog

Minari

TECNOLOGIA

ENTRETENIMIENTO