Terremoto

Terremoto: La Falla de San Andrés
(San Andreas)

Director: Brad Peyton
Elenco: Dwayne Johnson, Carla Gugino, Alexandra Daddario, Ioan Gruffudd, Archie Panjabi, Hugo Johnstone-Burt, Art Parkinson, Paul Giamatti
Género: Acción
Duración: 114 min.
Clasificación: B
Año: 2015 
País: E.U.A.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures México
Estreno: 29 de mayo

Sinopsis: 
Cuando la famosa falla de San Andrés finalmente cede y desata un terremoto de 9 grados en California, un rescatista y piloto de helicópteros y su distanciada esposa intentan viajar de Los Ángeles a San Francisco para salvar a su única hija. Pero su traicionero viaje al norte es sólo el comienzo. Y cuando creen que lo peor ya pasó... apenas está por comenzar.

Nuestra opinión: 
Un terremoto y los desastres que deja a su paso, sirvieron como discurso para contar una historia en donde se invita al espectador a informarse un poco más sobre estos acontecimientos naturales. Hablando de la cinta, podemos rescatar las escenas impactantes de destrucción de ciudades completas y los efectos visuales resultan se ven increíbles. Sin embargo, los diálogos en momentos son risibles, mientras que el personaje que interpreta Dwayne Johnson pareciera ser un súper héroe sin tener algún tipo de poder, ¿por qué decimos esto? Porque puede estarse colapsando un edificio y salir ileso, puede atravesar un tsunami y pasar por lugares incendiándose, y no le pasa absolutamente nada, solo por el temple y convicción que tiene para poder rescatar a su hija que se encuentra en medio de la catástrofe ocasionada por el terremoto.

        Cartel                       


       Galería de fotos       

Foto: Jasin Boland © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc., WV Films IV LLC
and Ratpac-Dune Entertainment LLC—U.S., Canada, Bahamas & Bermuda
Foto: Jasin Boland © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc., WV Films IV LLC
and Ratpac-Dune Entertainment LLC—U.S., Canada, Bahamas & Bermuda
Foto: Jasin Boland © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc., WV Films IV LLC
and Ratpac-Dune Entertainment LLC—U.S., Canada, Bahamas & Bermuda
Foto: Jasin Boland © 2015 Warner Bros. Entertainment Inc., WV Films IV LLC
and Ratpac-Dune Entertainment LLC—U.S., Canada, Bahamas & Bermuda
Foto: Jasin Boland © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc., WV Films IV LLC
and Ratpac-Dune Entertainment LLC—U.S., Canada, Bahamas & Bermuda
Foto: Jaimie Trueblood © 2014 Warner Bros. Entertainment Inc., WV Films IV LLC
and Ratpac-Dune Entertainment LLC—U.S., Canada, Bahamas & Bermuda
Foto: Courtesy of Warner Bros. Pictures
Foto: Courtesy of Warner Bros. Pictures
Foto: Courtesy of Warner Bros. Pictures

        Tráiler                      


        Breves                     

SOBRE LA PRODUCCIÓN
“¿Y si lo que sucedió en Nevada no fue una anomalía, sino un precursor?” – Dr. Lawrence Hayes’

“Terremoto: la falla de San Andrés” imagina al terremoto de magnitud más alta registrado en la historia. Un enjambre sísmico sobre una falla previamente desconocida cerca de la Presa Hoover, en Nevada, cruza la frontera estatal y desata la infame Falla de San Andreas en California. De ella brota una sacudida enorme que impacta a Los Ángeles hasta su médula. El sismo viaja por toda la falla, y desata una reacción en cadena de caos y destrucción que llega hasta San Francisco.

Dwayne Johnson estelariza como el personaje principal de la historia, Ray, un piloto de helicóptero de rescate de la LAFD que embarca en una misión profundamente personal tras la llegada del desastre, jurando mantener a salvo tanto a su esposa –de quien se encuentra separado– como a su única hija en medio del creciente caos. “Me cautivó el guión. Me conmovió. Me sujetó y no pude soltarme”, dice el actor. “Cuando un terremoto golpea no hay advertencia previa. Los movimientos en las placas tectónicas pueden desatar réplicas e inclusive sismos adicionales y lo único que puedes hacer es sobrevivirlo, minuto a minuto, y es por esto que ‘San Andreas’ es una experiencia cardiaca. No pasa un minuto sin acción”.

“Una película como esta se trata de tamaño y alcance”, continúa. “Te estás imaginando el terremoto más grande de todos los tiempos y tienes que preguntarte, ¿cómo se vería eso para el público? Pero para Ray más bien trata sobre la supervivencia. Está intentando mantener junta a su familia, y para lograrlo no sólo se enfrenta al desastre”.

Fue esta fusión entre una calamidad a gran escala y las conexiones personales intensas que atrajo al proyecto tanto a Johnson como al director Brad Peyton, mientras el guión continuaba en las etapas finales de desarrollo con el productor Beau Flynn. Los tres habían colaborado anteriormente en la exitosa película taquillera “Journey 2: The Mysterious Island”, y les agradó la idea de volver a trabajar nuevamente juntos y en un proyecto muy distinto en el que todo –la acción, la escala, la emoción– se amplifica.

Peyton dice, “Esto es distinto a todo lo que he hecho. Fue un proyecto mucho más demandante, no sólo debido a sus elementos sobrehumanos, sino también para lograr que tuviera un tono honesto. Quería que los personajes fueran realistas para que la audiencia pudiera ver la historia a través de su punto de vista en lugar de estar detrás de una cuarta pared mirando desde una distancia segura. Por más que acción sea impactante, el corazón de toda historia son los personajes que te despiertan afecto”.

La idea para “Terremoto: la falla de San Andrés” empezó con Flynn, un aficionado de los clásicos del cine de desastres naturales que tenía la ilusión de actualizar el género con las capacidades de 3D y la tecnología de punta para crear imágenes fotorrealistas. Más allá de eso, concede, “el motivo por el cual esta película es más personal es porque, a tres semanas de mudarme a Los Ángeles, pegó el sismo de Northridge. Nunca había sentido un temblor antes y experimentar un sismo de esa magnitud fue poderoso y aterrador. Te sientes muy pequeño y humilde. Siempre me sentí fascinado por la Falla de San Andreas en particular, a pesar de que crecí en Miami, a más de 4,800 kilómetros de distancia. Es algo que creo que la gente sabe, a nivel consciente u inconsciente. Está en el zeitgeist”.

Para mantener a las audiencias al filo de sus asientos, los cineastas incrementaron la apuesta cinematográfica con “Terremoto: la falla de San Andrés”. Aplicando licencia creativa a una amenaza real, los escenarios trascendentales de la historia buscan lograr un sentido de acción y de drama acrecentado. Sin embargo, aunque no todo lo que se narra es la película está basado en hechos, la película toma en cuenta la realidad detrás del tema.

En marzo del 2015, el Sondeo Geológico de los Estados Unidos estimó que las probabilidades de que California experimentara un evento sísmico de 8 grados Richter o mayor en los próximos treinta años ha incrementado, y también la posibilidad de rupturas en diversas fallas, como eslabones de una cadena. La atención ha sido dirigida por largo tiempo en la conocida Falla de San Andreas, pero hay otras que están creando presión a paso firme, incluyendo la Falla de Puente Hills, que va desde Orange County hasta el centro de Los Ángeles, la Zona Subacuática de Subducción, que va desde el norte de California hasta la Isla de Vancouver con su potencial para desatar tsunamis inmensos. Recientemente se han reportado sismos en Nevada, Virginia, Oklahoma, Missouri y en varios puntos activos que no habían sido identificados anteriormente a lo largo de todo el país, una realidad global. El servicio geológico de los Estados Unidos estima que hay aproximadamente 500,000 sismos detectables por año a nivel mundial, de los cuales 100,000 pueden sentirse y, de esos, 100 con potencial para causar daño.

“Tomé mis miedos y los plasmé en el guión”, dice el guionista Carlton Cuse, “sabiendo que Brad ejecutaría cada secuencia con excelente calidad y superó mis expectativas”.

Dentro del amplio espectro de un sismo catastrófico, “Terremoto: la falla de San Andrés” encuentra su corazón en los instintos más profundos que puede traer a la luz una fuerza de la naturaleza impredecible e incontrolable: nuestra necesidad de contactar a otros y de confirmar aquello que más nos importa. “Los desastres suelen sacar lo mejor de nosotros”, sugiere Peyton. “Los individuos se enfocan y encuentran una fuerza interna. Gente ordinaria se vuelve heroica y los héroes se llevan a sí mismos hasta el límite”.

Fuente: Warner Bros. Pictures México

        Calificación             


Comentarios

Entradas populares de este blog

Minari

TECNOLOGIA

ENTRETENIMIENTO