LIBROS


Un controversial grito a las armas por el profesor de psicología en la Universidad de Yale, Paul Bloom, Contra la empatía revela cómo el impulso natural de compartir los sentimientos de los otros puede provocar más daño que bienestar en el mundo y en nuestra vida personal
 
Con agudeza y una humanidad brillante, Contra la empatía nos demuestra que, cuando se tiene que ver con las decisiones y elecciones que hacemos en nuestro día a día, lo mejor que debemos hacer es mantener al margen nuestro impulso de empatía


Es habitual que pensemos que nuestra capacidad de experimentar el sufrimiento de los otros es una especie de fuente de nuestra bondad. Muchos de nuestros más sabios políticos, activistas, científicos y filósofos están de acuerdo en que el único problema con la empatía es justamente que no la manifestamos de manera suficiente. No hay nada más equivocado al respecto, dice Paul Bloom, maestro de la universidad de Yale.

En Contra la empatía, el autor revela que ésta es una de los principales motores de la inequidad y la inmoralidad en la sociedad. Lejos de ayudarnos a mejorar nuestras relaciones, la empatía es una emoción caprichosa e irracional que apela a nuestros propios prejuicios. Juega con nuestro juicio e, irónicamente, nos lleva con frecuencia a la crueldad. Somos mejores personas cuando somos lo suficientemente inteligentes para no fiarnos de ella y más bien ponemos una distancia compasiva.

Bloom, al basar sus argumentos en investigaciones científicas, ejemplifica algunas de las peores decisiones tomadas por individuos y naciones –a quién dar dinero, cuándo declarar la Guerra, cómo responder al cambio climático, a quién meter en prisión- son motivadas normalmente por honestas, aunque desviadas, emociones. Con precisión y sabiduría, Bloom demuestra cómo la empatía distorsiona nuestro juicio en todos los aspectos de nuestra vida, desde la filantropía y la caridad, hasta el sistema de justicia; desde la sanidad y la educación, hasta la paternidad y el matrimonio.

Sin empatía, insiste Bloom, nuestras decisiones serían más claras, más justas y, sí, más morales.

En un mundo dividido, la empatía no es la solución: es el problema.

Paul Bloom es profesor de psicología en la Universidad de Yale. Autor y editor de numerosos libros, incluyendo el aclamado How Pleasure Works. Ha sido ganador de distintos premios por sus investigaciones, la docencia y sus populares artículos científicos que han sido publicados en The New York Times Magazine, Nature, The New Yorker, The Atlantic, Science, Slate, y muchos más. Vive en New Haven con su mujer y sus dos hijos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tentaciones Prohibidas

Amantes de 5 a 7

CINE