LIBROS


Seguramente, por causa del destino o de la mala suerte, caíste en alguna conversación de adultos sobre "cosas importantes" y después te sentiste excluido o perdiste el hilo de la plática por no saber el significado de muchas palabras —y, además, porque era aburridísimo estar ahí—. Si te ha pasado más de una vez, no dejes ni por un momento Palabrotas, palabrejas y otros blablablás, ya que puede sacarte de un apuro y lo mejor: no se parece ni tantito a una pesada enciclopedia. 

Los libros para niños los conocemos bien, existen de muchos tipos: cuentos, de actividades, temáticos, enciclopédicos, para colorear... Muchos de ellos con hermosas ilustraciones, otros con fotos increíbles, por eso los encontramos fascinantes. Sin embargo, pocos libros se aventuran a tratar de reunirlo casi todo y se esfuerzan en deleitar los gustos variados de ese lector en potencia; aquellos que a pesar de lo elevado o trivial de un tema, lo presentan de una manera entretenida, divertida y con humor.

En Algarabía Editorial y Alfaguara Juvenil decidimos hacer este este libro para niños con las características antes mencionadas para que los lectores se adentren en su interior y se motiven a aprender algo nuevo. Palabrotas, palabrejas y otros blablablás pretende que los pequeños se apropien de su contenido: lo lean, lo relean, lo usen como consulta, como canal de entretenimiento y de conocimiento; pero sobre todo, que utilicen la información que aquí se les presenta según sus gustos e intereses.

Estas páginas están inspiradas en un público exigente y respetable que, si bien le faltan algunos años de experiencia, es curioso, preguntón y, en muchos casos, un gran lector.



“Te retamos a que te preguntes «¿Qué significa?» en cada uno de los ejemplos que dijimos atrás —chafaldrana, escuincle, alberca, fodongo, tracatraca, gezellig, arcade, asap— y si después de decir tu respuesta buscas la definición en este libro y les atinas a todas, sabrás que eres muy sabiondo y que quizás no necesitas consultar este maravilloso librito; en cambio, si al elegir una palabrota al azar y le preguntas a un adulto su definición y el muy mentecato no puede responderla correctamente en el primer intento, quiere decir que tienes el deber de compartir tu inmensa sabiduría con él. ¡Ponte a prueba!”



María del Pilar Montes de Oca Sicilia es lingüista de profesión y de vocación y es además directora de Algarabía, empresa editorial de contenidos, lenguaje y divulgación cultural.

Publica mes con mes la revista Algarabía, la cual se ha convertido en una de las revistas culturales más vendidas en México. Y es autora y compiladora de varios libros como: El Manual para escribir bien, De todo excepto feminismo y El Chingonario, entre muchos otros.

Es especialista en el uso coloquial de la lengua, en el poder que tienen las palabras, en temas antropológicos y semióticos de la vida cotidiana y en tópicos coyunturales que tengan que ver con el ser humano.

Está convencida que la cultura es todo lo que ha hecho el hombre para sobrevivir, y que la lengua es la única forma que la refleja y la comunica.

Fernando Montes de Oca Sicilia es un erudito contador de chistes. Abogado penalista de profesión, apasionado del beisbol y lector voraz, Fernando es adicto a los datos inútiles y a la charla entretenida. Es consejero y Director de libros de Algarabía. Está convencido de que a la gente le falta mucha información.

Compilador de su libro Destilados a fondo, de la colección Vicios, Datos inútiles del deporte, El que no transa no avanza, El libro de El Diablo y sus demonios, El Pendejonario. Diccionario de pendejos y pendejadas, Politiquerías. Glosario para entender el tejemaneje de las elecciones en México.

Como conferencista, Fernando aborda temas variados: desde la Ciudad de México, el alcohol, los deportes, hasta de la historia de México —en particular de la Revolución mexicana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Tentaciones Prohibidas

En El Nombre De Mi Hija

Amantes de 5 a 7